Casa de discos

Sonido Costa Verde nace una tarde a mediados de 2015. Fue inmediatamente después de que Luis Fernández (músico y encargado del sello Sonido Muchacho) y Luis J. Menéndez (periodista musical) termináramos una entrevista con Rafael Berrio en la que el músico donostiarra pasó revista a su larga carrera, sembrada de discos de culto hoy imposibles de localizar. Esa conversación era el impulso definitivo que necesitábamos para poner en marcha una idea que a ambos nos rondaba por la cabeza desde hacía tiempo: la creación de un sello discográfico con el que recuperar en ediciones de vinilo de la mejor calidad algunas de las joyas olvidadas de la música popular de nuestro país. También tuvimos claro cuál debía ser la primera referencia: el debut de La Estrella De David, un disco que fue tan injustamente ignorado en el momento de su publicación en 2007 como influyente para infinidad de grupos desde entonces.
Aclarar que Sonido Costa verde es un sello que funciona de forma independiente a Sonido Muchacho, pero que ya desde el nombre se siente inevitablemente ligado a él. Mientras que Sonido Muchacho rastrea la más fresca actualidad, Sonido Costa Verderebusca en el pasado con un punto de vista inevitablemente más adulto.